¿Qué otras opciones de cuidado a largo plazo tengo?

Es posible que tenga a su disposición otras opciones de cuidado a largo plazo (además de los cuidados en un asilo de ancianos). Hable con su familia, con su médico u otro proveedor de servicios de salud, un asesor centrado en la persona o un trabajador social para que le ayuden a decidir el tipo de cuidado a largo plazo que necesita.

Antes de tomar una decisión sobre el cuidado a largo plazo, converse con alguien de confianza para conocer mejor los servicios y el apoyo para el cuidado a largo plazo, como los que se describen a continuación. Quizás desee conversar con:

  • su familia;
  • su médico u otro proveedor de salud;
  • un asesor centrado en la persona; o
  • un trabajador social.

Si está en un hospital, en un asilo de ancianos o trabajando con una agencia de asistencia médica a domicilio (HHA), puede obtener asistencia para ayudarlo a comprender sus opciones o ayudarle a organizar el cuidado. Hable con:

  • Un planificador de altas
  • un trabajador social.
  • Una organización de un sistema "No Wrong Door", como un Centro de Recursos para Ancianos y Discapacitados (ADRC, por sus siglas en inglés), una Agencia del Área para la Vejez (AAA) o un Centro para Vivir Independientemente (CIL).

Los nativos americanos y nativos de Alaska pueden comunicarse con sus proveedores locales de cuidado de salud para indígenas para obtener más información.

Algunas opciones de cuidado a largo plazo que puede considerar:

Hay disponibles diversos servicios a domicilio y basados en la comunidad que pueden ayudarle con su cuidado personal y sus actividades.

Medicare puede cubrir algunos servicios, incluyendo:

  • Cuidado en el hogar (como cocinar, limpiar o ayuda con otras actividades diarias)
  • Servicios de asistencia médica a domicilio (como terapia física o atención de enfermería especializada)
  • Transporte para recibir atención médica
  • Cuidado personal
  • Cuidado de relevo
  • Hospicio
  • Manejo de casos

Los programas de Medicaid varían de un estado a otro. Medicaid pudiera ofrecer más servicios en su estado. Para obtener más información, llame a su oficina de Medicaid.

Estos tipos de servicios también pueden estar disponibles a través de otros programas, como Area Agency on Aging, (Agencia Local de Asuntos sobre la Vejez), Medicare o programas de hospicio. Obtenga más información sobre la cobertura de Medicare de los servicios de hospicio y asistencia médica a domicilio.

Otra opción son las fuentes comunitarias, como los grupos de voluntarios que ayudan con tareas como compras o transporte, que pueden ser gratuitas o tener costos bajos (o puede pedir una donación voluntaria). Los siguientes son ejemplos de programas y servicios que pueden estar disponibles en su comunidad:

  • Servicios de guardería para adultos
  • Cuidado de salud de día para adultos (que ofrece enfermería y terapia)
  • Coordinación de cuidados y administración de casos (incluyendo servicios de transición para dejar un asilo de ancianos)
  • Cuidado en el hogar (como cocinar, limpiar o ayuda con otras actividades diarias)
  • Programas de comidas (como Meals-on-Wheels)
  • Centros para adultos mayores
  • Programas de amigos visitantes
  • Ayuda con compras y transporte
  • Ayuda con consultas legales, pago de facturas y otros asuntos financieros

Una vivienda adicional (ADU, por sus siglas en inglés), también llamada "apartamento independiente", "vivienda complementaria" o "segunda unidad"), es un segundo espacio dentro de una casa o en un lote. Tiene un área separada para vivir y dormir, un lugar para cocinar y un baño. Si usted o un ser querido tiene una vivienda unifamiliar, agregar una ADU a una casa puede ayudarle a conservar su independencia.

Un espacio como un piso superior, un sótano, un ático o un espacio arriba de un garaje puede transformarse en una ADU. Algún familiar puede estar interesado en vivir en una ADU en su hogar o tal vez usted desee mudarse a una ADU en la casa de un familiar.

Consulte con su oficina local de urbanización para saber si permiten construir una ADU en su área y compruebe si hay normas especiales. El costo de una ADU puede variar en gran medida, dependiendo de muchos factores, como el tamaño del proyecto.

Existen programas federales y estatales que ayudan a pagar la vivienda de ciertos adultos mayores con ingresos bajos o moderados. Algunos de estos programas de vivienda también ofrecen ayuda con las comidas y otras actividades, como la limpieza, las compras y el lavado de ropa. Los residentes generalmente viven en sus propios apartamentos dentro del complejo. El pago del alquiler, por lo general, es un porcentaje de los ingresos de una persona.

Algunas comunidades para jubilados ofrecen diferentes tipos de residencia y niveles de cuidado. En la misma comunidad, puede haber:

  • Viviendas o apartamentos individuales (para residentes que aún pueden vivir solos)
  • Una residencia de vida asistida (para personas que necesitan ayuda para la vida diaria)
  • Un asilo de ancianos (para quienes requieren mayores niveles de cuidado)

Los residentes pueden pasar de un nivel a otro de acuerdo con sus necesidades, pero suelen permanecer dentro de la CCRC. Si está considerando la posibilidad de vivir en una CCRC, asegúrese de comprobar la calidad del asilo de ancianos  y revisar el informe de inspección (publicado en el establecimiento).

Las comunidades de cuidados residenciales (a veces llamadas "hogares familiares o de acogida para personas adultas" u "hogares de cuidado personal") y las comunidades de vida asistida son tipos de acuerdos de vida en grupo. En algunos estados, las comunidades de cuidados residenciales y de vida asistida significan lo mismo. Ambas ofrecen ayuda con algunas actividades de la vida diaria, como bañarse, vestirse, usar el baño y alimentarse. Que ofrezcan servicios de enfermería o ayuda con los medicamentos varía según el estado.

En la mayoría de los casos, los residentes de esta comunidades pagan un alquiler mensual regular y tarifas adicionales dependiendo de los servicios de cuidado personal que reciban.

El hospicio es un programa de cuidados y apoyo para personas con enfermedades terminales. El hospicio ayuda a que las personas que tienen una enfermedad terminal vivan de manera confortable. El objetivo es la comodidad, no la cura de la enfermedad.

El cuidado de relevo es una hospitalización muy breve de un paciente de hospicio para que su cuidador pueda descansar. 

Obtenga más información sobre la cobertura de Medicare para el cuidado de hospicio y de relevo.

PACE (Programa de Cuidado Integral para Ancianos) es un programa de Medicare y Medicaid que ayuda a las personas a satisfacer sus necesidades de cuidado de salud en la comunidad.

Obtenga más información sobre PACE.

Nota

Visite www.longtermcare.gov para obtener información y recursos para ayudarlos a usted y a su familia a planear las necesidades futuras de cuidado a largo plazo.

 

Si tiene ingresos y recursos limitados, es posible que haya programas estatales que ayuden a cubrir parte de los costos para algunas opciones de cuidado a largo plazo. Para obtener información, comuníquese con su oficina de Medicaid o utilice el Localizador de Cuidado para Ancianos.