Visitar posibles asilos de ancianos

Visite los asilos de ancianos que está considerando

Después de considerar qué es importante para usted en un asilo de ancianos, visite los asilos de ancianos. Es mejor visitar los asilos de ancianos que le interesan antes de tomar la decisión final sobre cuál satisface sus necesidades.

Una visita le brinda la oportunidad de ver a los residentes, al personal y el entorno del asilo de ancianos. También le permite formular preguntas al personal del asilo de ancianos y hablar con los residentes y sus familiares.

Si no puede visitar el asilo de ancianos usted mismo, puede hacer que un familiar o amigo lo visite por usted. También puede llamar para obtener información; sin embargo, una visita puede ayudarle a ver la calidad del cuidado y cómo viven los residentes actuales.

Utilice la "Lista de control de asilo de ancianos" cuando realice la visita

Haga una copia de la Lista de control de asilo de ancianos [PDF, 201 KB] cuando lo visite para ayudarle a evaluar la calidad de un asilo de ancianos. Use una nueva lista de control para cada asilo de ancianos que visite.

Aspectos generales que deben considerarse al realizar la visita:

  • ¿Me ayudará el asilo de ancianos a participar en actividades sociales, recreativas, religiosas o culturales que son importantes para mí?
  • ¿Ofrecen traslados a actividades comunitarias?
  • ¿Qué tipo de espacios privados ofrece el asilo de ancianos para cuando tenga visitas?
  • ¿Quiénes son los médicos que me atenderán? ¿Puedo seguir viendo a mis médicos personales? Si mis médicos personales no visitan el asilo de ancianos, ¿quién me ayudará a organizar el transporte si decido seguir viéndolos?
  • ¿Qué muestra la información de calidad de la comparación de asilos de ancianos sobre qué tan bueno es el cuidado que este asilo de ancianos brinda a sus residentes?
  • ¿Me cuidarán las mismas personas del equipo del asilo de ancianos todos los días o cambiarán?
  • ¿Cuántos residentes se le asignan a un Auxiliar de enfermería certificado (Certified Nursing Assistant, CNA) para trabajar durante cada turno (de día y de noche) y durante las comidas?
  • ¿Qué tipo de terapias están disponibles en este centro? ¿Hay personal disponible para la terapia?
  • ¿Qué tipos de comidas ofrece el asilo de ancianos?

Nota

Pregunte al asilo de ancianos si puede ver un menú.

  • ¿Se asegurará el asilo de ancianos de satisfacer mis necesidades dietéticas?
  • ¿Se asegura el asilo de ancianos de que los residentes reciban cuidados preventivos para que se mantengan saludables? ¿Hay especialistas, como oculistas, otorrinolaringólogos, dentistas y podiatras (especialistas en pies) disponibles para atender a los residentes de forma regular? ¿Ayuda el centro a hacer los arreglos necesarios para ver a estos especialistas?

Nota

Los asilos de ancianos deben suministrar el tratamiento o ayudarlo a concertar citas y ofrecer transporte para que vea al especialista que corresponda.

  • ¿El asilo de ancianos tiene un programa de exámenes médicos para vacunaciones contra, por ejemplo, la gripe (influenza) y la neumonía?

Nota

Los asilos de ancianos deben administrar vacunas contra la gripe, pero usted tiene derecho a rehusarse si:

  • no quiere la vacuna;
  • ya fue inmunizado durante el período de vacunación;
  • Las vacunas están contraindicadas por razones médicas
  • ¿Cómo obtendré acceso al cuidado de la salud bucal en el asilo de ancianos?
  • ¿Cómo obtendré acceso al cuidado de salud mental en el asilo de ancianos?
  • ¿Cuál es la política de asilo de ancianos en cuanto al uso de medicamentos antipsicóticos en pacientes con demencia?

Cosas importantes que se deben saber al visitar asilos de ancianos:

  • Antes de ir, llame y concerte una cita para encontrarse con algún miembro del personal. También lo alentamos a visitar el asilo de ancianos en otros momentos, sin cita previa.
  • Pregunte sin miedo.
  • Pida al personal que le explique todo lo que vea y escuche que no entienda.
  • Pregunte a quién puede llamar si tiene más consultas, y escriba el nombre y el número de teléfono.
  • Si un residente o la familia de un residente lo desean, puede hablar con ellos sobre el cuidado de salud que brinda el centro y sobre su experiencia.
  • No entre a las habitaciones de los residentes o a las áreas de cuidado de salud sin solicitar previamente permiso al residente y al personal del asilo de ancianos. Siempre golpee la puerta y pregunte al residente antes de entrar en su habitación. Los residentes tienen derecho a la privacidad y pueden negarse a que usted ingrese a sus habitaciones.
  • Después de su visita, escriba cualquier pregunta que tenga sobre el asilo de ancianos o sobre cómo el asilo de ancianos satisfará sus necesidades.