Derechos del Centro de enfermería especializada

Como residente de un centro de enfermería especializada (SNF), usted tiene ciertos derechos y protecciones según las leyes federales y estatales. Estas leyes ayudan a asegurar que obtenga el cuidado de salud y los servicios que necesita. Pueden variar según los estados.

El SNF debe entregarle una descripción escrita de sus derechos legales. Guarde la información que reciba sobre sus derechos, políticas de admisión y transferencia y toda otra información que reciba del SNF por si necesita revisarlos posteriormente.

Como beneficiario de Medicare, tiene ciertos derechos y protecciones garantizadas. Además, las leyes federales especifican que los residentes de un SNF también tienen los siguientes derechos:

Derecho a no ser discriminado

Los SNF no están obligados a aceptar a todos los solicitantes, pero deben cumplir con las leyes de derechos civiles que prohíben la discriminación en función de las siguientes características:

  • Raza
  • Color
  • Nacionalidad de origen
  • Incapacidad
  • Edad
  • Religión, en ciertas condiciones

Si considera que se lo ha discriminado, comuníquese con el Departamento de Salud y Servicios Humanos, Oficina de Derechos Civiles.

Respeto

Usted tiene derecho a que lo traten con dignidad y respeto. Usted tiene el derecho de elegir las actividades a las que desea ir. Siempre que se adapte a su plan de cuidados, tiene derecho a programar sus propios horarios, incluidos los horarios en los que:

  • se va a dormir;
  • se levanta en la mañana;
  • come sus comidas.

No ser víctima de abuso y negligencia

Usted tiene el derecho a que nadie lo agreda verbal, sexual, física ni mentalmente, lo someta a reclusión involuntaria o malverse su propiedad. Esto incluye, entre otros agentes, al personal del SNF, otros residentes, asesores, voluntarios, personal de otras agencias, familiares, tutores legales, amigos u otros individuos. Si considera que es víctima de abuso o negligencia (no se satisfacen sus necesidades), infórmelo al SNF, su familia, el defensor de asuntos de cuidado a largo plazo o la Agencia estatal de encuestas de su área. 

Es posible que sea adecuado informar el abuso a la seguridad pública local o la Unidad de control de fraude de Medicaid (su número telefónico debería estar publicado en el SNF).

Estar libre de restricciones físicas

El término restricción física hace referencia a todo método manual o dispositivo, material o equipo físico o mecánico que se le coloque a su cuerpo o en un lugar cerca de este de manera tal que usted no pueda quitarlo fácilmente. Las restricciones físicas impiden la libertad de movimiento o el acceso normal de una persona a su propio cuerpo. Una restricción química es un fármaco que se usa para disciplinar o por conveniencia y no se necesita para tratar sus síntomas médicos.

Es contrario a la ley que un SNF use restricciones físicas o químicas, excepto que sea necesario para tratar sus síntomas médicos. Las restricciones no pueden usarse para castigo o para conveniencia del personal del SNF. Usted tiene el derecho de rechazar el uso de la restricción excepto que existan riesgos de dañarse a sí mismo o a otros.

Información sobre servicios y tarifas

Se le deben informar por escrito los servicios y las tarifas antes de que usted ingrese en el SNF. El SNF no puede exigir una tarifa de entrada mínima como condición para acceder a la residencia.

Dinero

Usted tiene derecho a administrar su propio dinero o a elegir que una persona de su confianza lo haga por usted. Si le solicita al SNF que administre sus fondos personales, debe firmar una declaración escrita en la que autoriza al SNF a hacer esto en representación suya. Sin embargo, el SNF debe permitirle tener acceso a sus cuentas bancarias, efectivo y otros registros financieros. El SNF debe depositar su dinero (más de $50) en una cuenta que genere interés y debe entregarle resúmenes de cuenta trimestrales. El SNF debe proteger sus fondos de pérdidas mediante la compra de un bono u otros tipos similares de protección.

Privacidad, propiedad y condiciones de vida

Usted tiene derecho a tener privacidad y a conservar y usar sus pertenencias siempre y cuando eso no interfiera con los derechos, la salud o la seguridad de los otros. El personal del SNF nunca debería abrir su correspondencia a menos que usted se lo permita. Usted tiene el derecho de usar un teléfono y hablar en privado. El SNF debe proteger su propiedad de robos. Para ello puede contar con cajas de seguridad en el centro o gabinetes con cerraduras en las habitaciones de los residentes. Si usted y su cónyuge viven en el mismo SNF, tienen derecho a compartir una habitación (si ambos están de acuerdo).

Cuidado de salud

Usted tiene derecho a que le informen sobre su condición médica y los medicamentos, y a consultar a su propio médico. También tiene el derecho de rechazar medicamentos y tratamientos (pero esto podría ser perjudicial para su salud). Usted tiene el derecho de participar en el desarrollo de su plan de cuidados. Usted tiene el derecho de revisar sus registros e informes médicos cuando lo solicite.

Visitantes

Usted tiene el derecho de pasar tiempo en privado con visitantes en cualquier horario razonable. El SNF debe permitir a sus familiares que lo visiten en cualquier momento, siempre y cuando usted desee verlos. No tiene que recibir visitantes que no desee ver. Toda persona que lo ayude con sus servicios legales o de salud puede verlo en cualquier horario razonable. Esto incluye a su médico, un representante del departamento de salud y su defensor de asuntos de cuidado a largo plazo, entre otros.

Servicios sociales

El SNF debe brindarle todos los servicios sociales necesarios relacionados con la medicina, lo que incluye asesoramiento, ayuda para resolver problemas con otros residentes, ayuda para contactar a profesionales legales y de finanzas, y planificación del alta.

Quejas

Usted tiene el derecho de presentar quejas ante el personal del SNF u otra persona, sin temor a recibir un castigo. El SNF debe resolver el problema a la brevedad.

Protección contra transferencias o altas injustas

No se lo puede enviar a otro SNF ni obligarlo a dejar el SNF, excepto cuando:

  • sea necesario para su bienestar, su salud o su seguridad, o las de otras personas
  • su salud haya empeorado a tal punto que el SNF no pueda satisfacer sus necesidades
  • su salud haya mejorado a tal punto que ya no necesite los cuidados de un SNF
  • no pague por los servicios de los que es responsable
  • el SNF haya cerrado

 Un SNF no puede exigirle a usted que lo abandone si está esperando recibir Medicaid. El SNF debería colaborar con otras agencias estatales para obtener los pagos si un familiar u otro individuo retienen su dinero.

Sus familiares y amigos

Los miembros de la familia y los tutores legales pueden reunirse con las familias de otros residentes y participar en consejos de familia. La familia y los amigos pueden ayudarle a asegurarse de que reciba cuidados de buena calidad. Puede visitar y conocer el personal y las reglas del SNF.

Por ley, los SNF deben desarrollar un plan de cuidados para cada residente. Usted tiene el derecho de participar en este proceso y los miembros de su familia pueden colaborar, con su permiso, con el plan de cuidados. Si un familiar es su tutor legal, él o ella tiene el derecho de ver todos los registros médicos suyos. Él o ella también tiene el derecho de tomar decisiones importantes en representación suya.