¿Debería inscribirme en un estudio de investigación clínica?

La decisión de si desea unirse a un estudio de investigación clínica para diagnosticar y tratar una enfermedad es suya. Antes de decidir unirse a un estudio, considere los beneficios y los riesgos.

Algunos de los beneficios pueden incluir:

  • Obtener servicios de salud de los mejores médicos
  • Obtener acceso a nuevos medicamentos y tratamientos antes de que estén disponibles ampliamente
  • Mantenerse en contacto con profesionales que controlan el cuidado de su salud de cerca para detectar posibles efectos secundarios
  • Adoptar un rol más activo en su propio cuidado de la salud
  • Estar entre los primeros en beneficiarse si se descubre que el medicamento o tratamiento es útil
  • Aportar una importante contribución a la investigación que puede ayudar a otras personas que padecen la misma enfermedad

Algunos de los riesgos pueden incluir:

  • Experimentar efectos secundarios de nuevos medicamentos y tratamientos que sus médicos pueden no conocer
  • Obtener medicamentos y tratamientos que no son eficaces o son menos eficaces que las estrategias actuales
  • No beneficiarse con un nuevo medicamento o tratamiento que puede beneficiar a otros

Antes de aceptar participar en un estudio, alguien relacionado con el estudio se lo explicará. Luego, le pedirá que firme un formulario de consentimiento informado que describe el estudio y lo que se está probando. El formulario también explicará los posibles riesgos.

Antes de firmar el formulario, haga preguntas para comprender y sentirse cómodo con lo que sucederá durante el estudio. Hacer todas las preguntas y plantear todas las inquietudes que tenga sobre el estudio en cualquier momento.

Descubra qué está cubierto en los estudios clínicos que califican.